Cómo mejorar tu digestión



¿Con frecuencia te sientes hinchado después de comer? Odiamos cuando esto sucede, pero si seguimos algunos pasos y tenemos en cuenta varios tipos de alimentos, podemos evitar gases, hinchazón y dolor de estómago. Más allá del dolor físico, también generan vergüenza e incomodidad en muchas personas. Por eso, te mostramos cómo mejorar tu digestión de manera simple y sana.

 

Formas de mejorar tu digestión naturalmente

  • Mastica bien los alimentos: mucha gente subestima la importancia de masticar despacio y varias veces. Se debe comer de a bocados pequeños y masticar unas treinta veces. Al hacer esto, se producen más enzimas digestivas, se generan menos gases y menos hinchazón, además de absorber más nutrientes.
  • Coma una dieta alta en fibra: cuando aumenta su fibra (granos enteros, verduras, legumbres, frutas) mejora la digestión. Sin embargo, es muy importante beber agua al mismo tiempo. Si no, esa fibra puede volverse densa en su sistema digestivo y difícil de pasar, lo que lleva al estreñimiento. Además, es importante que se consuma tanto fibra soluble (salvado de avena, nueces, semillas y legumbres) como fibra insoluble (salvado de trigo, verduras y granos integrales).
  • Abandone los malos hábitos: fumar, el exceso de cafeína y el alcohol pueden afectar su sistema digestivo y provocar úlceras estomacales y acidez.
  • Evite el estrés excesivo: demasiado estrés o ansiedad pueden afectar negativamente al sistema digestivo se acelere. Practique actividades para reducir el estrés que disfrute y practíquelas regularmente.
  • Haga ejercicio regularmente: el ejercicio regular ayuda a mantener los alimentos en movimiento a través de su sistema digestivo, reduciendo el estreñimiento. Incluir ejercicio en una rutina diaria también ayudará a su salud física.

 

mala digestion

 

Síndrome de intestino o colon irritable

Aunque podemos controlar nuestra digestión para mejorarla, existe la posibilidad de que si constantemente se siente hinchado y tiene diarrea y dolor abdominal intenso, puede sufrir SII (síndrome del intestino irritable). Esto puede provocar inflamación, fatiga crónica, pérdida de peso o calambres.

Según la Fundación Española del Aparato Digestivo, “es un trastorno funcional digestivo, que se caracteriza clínicamente por la asociación de hinchazón, dolor/molestia abdominal, estreñimiento, diarrea o ambos. El SII no comporta una mayor probabilidad de padecer cáncer ni acorta la vida, sin embargo, puede tener un impacto significativo en la calidad de vida de quienes lo padecen, en ocasiones mayor que el de otras enfermedades como asma, migraña o diabetes mellitus”.

Solo un pequeño número de personas con SII tienen signos y síntomas graves y algunas personas pueden controlar sus síntomas controlando la dieta, el estilo de vida y el estrés.

Si tiene dudas o presenta alguno de estos síntomas, ¡puede solicitar la visita de un médico aquí y estaremos encantados de ayudarle!